Mi boda: ¿me encargo yo o se la dejo al ‘wedding planner’?

Tal vez el evento de la vida más resaltante, significativo e importante de todos. La decisión más difícil y, en muchos casos, determinante para el futuro del ser humano, la boda; el inicio de una nueva etapa que —en el mejor de los casos— deparará un matrimonio con muchas aventuras, vivencias y experiencias. La boda, por encima del acto de grado, (desde mi humilde punto de vista) es el más grande evento que una pareja pudiera experimentar y que todos esperamos, pero más aún la novia, que sea inolvidable, imborrable y esplendoroso.

Ciertamente, al ser un acontecimiento de tal magnitud, requiere largas jornadas de rigurosa planificación, ensayo y dedicación para que todo salga de acuerdo a lo que se busca. La lista de lo que se debe hacer es casi interminable, desde la recepción, la decoración, la iglesia, las damas de honor o doncellas, la música y por supuesto, no voy a omitir el vestido de novia, son unas de las muchas cosas que deben planificarse, y con bastante tiempo de antelación. Espero que ya hayas pensado en contratar a un ‘wedding planner’, que no es más que planificador de bodas.

Como dice un famoso eslogan, hay cosas que el dinero no puede comprar… y claro, lo más importante es el amor sincero que se tengan los novios el uno al otro, esto no se puede comprar. Sin embargo, el dinero sí que va a tener un rol primordial en una boda. Y aunque es válido soñar y querer que sea el evento del año, no debes pasar por alto el capital y el apoyo financiero con el que cuentes con tu pareja.

Desde el primer día, cuando pongáis una fecha para la boda, comenzad a trabajar en base a un presupuesto e id calculando cuánto podréis gastar en vuestra boda. La mejor decisión que podríais tomar es contratar a un wedding planner. De esta manera, aunque os va a salir un poco más costoso, no seréis vosotros quienes estén como locos manejando los precios de todo.

Un wedding planner ya tiene todos sus contactos para todo lo que va a necesitar. Sabe dónde puede conseguir las cosas a un precio más accesible pues ha hecho eso unas cuantas veces, os va a orientar y os dará recomendaciones. Sin embargo, para vosotros, que muy probablemente sea vuestra primera vez, no conocéis ese mercado, por lo que al final podríais terminar gastando incluso más y con un resultado un poco diferente a lo que te imaginabais.

Si estáis pensando en casaros, sin lugar a dudas os puedo recomendar que busquéis uno de estos planificadores de bodas. Aún si el precio os pueda parecer muy elevado, pensad en que tendréis una boda que saldrá a la perfección, y si no es como la que soñaste toda tu vida, (le hablo a la novia) al menos saldrá todo bien, tienes esa garantía. Vosotros, por vuestra propia cuenta, posiblemente gastéis más. Con una wedding planner podríais, incluso, conseguir un crédito para obtener sus servicios y despreocuparos; quitaros una gran presión de encima.